Ambientes Libre de Humo de Tabaco

El tabaco se produce a partir de la desecación de las hojas de una planta originaria de América. El tabaquismo es una enfermedad crónica que se caracteriza por tener dependencia a la nicotina, principio activo del tabaco, que es un ingrediente natural contenido en las hojas del tabaco, es adictiva y tiene las características de generar: tolerancia, dependencia física y psicológica.

La adicción a la nicotina obliga a los fumadores a mantener el consumo de tabaco, provocando que las personas pierdan la libertad de decidir y se vean obligadas a mantener y aumentar progresivamente la compra y el consumo.

El humo de un cigarrillo contiene más de 4.000 sustancias químicas dañinas, las que al ser inhaladas en pequeñas dosis van deteriorando poco a poco el funcionamiento del organismo. Dentro de estas sustancias podemos encontrar más de 50 que causan cáncer y muchos otros tóxicos: nicotina (causa adicción), monóxido de carbono CO (producto de la combustión, reduce la oxigenación de todos los tejidos por su alta afinidad por la hemoglobina), alquitrán (facilita el desarrollo de tumores y son responsables del desarrollo de cáncer), entre muchos otros.

El humo y sus componentes tóxicos permanecen en los ambientes cerrados y se impregnan en materiales tales como cortinas, tapices, muros, alfombras, etc. afectando en forma negativa la salud.

Fumar 1 cigarrillo o más causa serios daños a la salud de niños y adultos, al igual que lo hace el respirar el “humo de tabaco ajeno o ambiental” porque está compuesto por una mezcla del humo que exhala el fumador y el derivado de la combustión del cigarrillo (que tiene más sustancias tóxicas).

Favorecer la existencia de ambientes libres de humo de tabaco no sólo protegen a los no fumadores, sino que además ayudan a reducir el consumo de tabaco a los fumadores habituales, ayudando a quienes quieren dejar de fumar.

Cuando estás alrededor de personas que fuman, inhalas los mismos químicos que el fumador y respirar aunque sea una pequeña cantidad de humo, es peligroso para la salud.

Te recomendamos:

  • No permitir que se fume al interior de tu hogar.
  • Buscar aliados entre tus familiares y amigos para que te ayuden a mantener libre de humo tu hogar.
  • Poner carteles de “Hogar Libre de Humo de Tabaco” y quitar los ceniceros del interior de tu hogar para recordar que en tu casa no se fuma.

Informe regional tabaco

Para mayor información, te invitamos a consultar los siguientes recursos: