Estrategias escuelas Promotoras

Un establecimiento educacional promotor de salud es un centro del nivel preescolar y escolar básico o medio, donde sus miembros realizan actividades que contribuyen a elevar el nivel de salud de la comunidad educativa. Promueven la formación de generaciones futuras con conocimientos, habilidades, destrezas y sentido de responsabilidad para cuidar de manera integral su salud, la de su familia y comunidad (Minsal 2003).

Esta estrategia es promovida por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Esta iniciativa se fundamenta en el potencial que tiene la escuela y los procesos educativos formales en la construcción de sociedades más saludables y con mayores capacidades para lograrlo. Para ello, considera las condiciones y situaciones que viven los niños, niñas y jóvenes en el contexto de su vida cotidiana: en la familia, la comunidad y sociedad. Fomenta el desarrollo de sus conocimientos, capacidades y aptitudes para que puedan exigir y defender sus derechos, ejercer sus deberes, cuidar su salud y la de otros y reducir los comportamientos de riesgo. De igual manera promueve un análisis crítico y reflexivo de los valores, comportamientos, condiciones sociales y modos de vida, con la meta de fortalecer aquellos factores que favorecen la salud y el desarrollo humano (OMS 2003).

En Chile la Estrategia de Establecimientos Educacionales Promotores de Salud se implementa desde el año 1997 a través de un esfuerzo conjunto entre salud y educación con el objetivo de generar condiciones estables en el tiempo que promuevan estilos de vida saludables en el entorno educacional.

Desde el año 2001[1], la estrategia inició un proceso de acreditación de establecimientos educacionales con el propósito de motivarlos a cumplir estándares para ser considerados como establecimientos saludables.

A partir del año 2013 se cuenta con orientaciones técnicas que orientan en la implementación de un sistema de reconocimiento de EEPS. La estrategia de establecimientos educacionales promotores de salud, pretende reconocer la implementación de programas de promoción de salud en los establecimientos educacionales a través de una instalación gradual y permanente en el tiempo.

Propósito:

Incentivar a los establecimientos educacionales a instalar políticas y programas dirigidos a promoción de salud para la comunidad educativa.

Objetivo:

Diseñar e implementar planes y programas de promoción de salud al interior de los establecimientos educacionales, con el fin de contribuir a mejorar la calidad de vida de la comunidad educativa.

[1] Acreditación de 39 establecimientos educacionales como “Establecimientos Educacionales Promotores de Salud” en periodo 2001-2009.

Proceso de reconocimiento Establecimientos Promotores de la Salud

SEREMI Salud Magallanes

Coordinación Interministerial

Ministerio de Salud -Ministerio de Educación –SENDA-JUNAEB

Estructura del proceso de Organización de los establecimientos a nivel intersectorial Modelo, “Aulas del Bien Estar”

Modelo “Aulas del Bien Estar “

Respondiendo al Enfoque de Derechos al cual adscribe Aulas del Bien Estar, todo ser humano tiene derecho al disfrute del más alto nivel posible de salud que le permita vivir dignamente, lo cual es un derecho ligado a otros derechos, de manera indisoluble; de manera, que es un imperativo ético que los Estados generen las condiciones para crear ambientes que promuevan la salud y bienestar de las comunidades. En este contexto tanto el sector salud como el sector educación establecen un compromiso ineludible para lograr este propósito. En este contexto, la evidencia nacional e internacional de los determinantes sociales de la salud y la estrategia de Salud en Todas las Políticas, señalan la importancia de abordar las causas que producen las inequidades en salud, teniendo en consideración que las intervenciones eficaces y costo efectivas son las que se enfocan en medidas estructurales, en las primeras etapas de la vida para alcanzar mejores resultados en salud, calidad de vida y equidad.

Los determinantes sociales de la salud se refieren tanto al contexto social como a los procesos mediante los cuales las condiciones sociales se traducen en consecuencias para la salud. Las intervenciones que protegen y promueven la máxima realización del potencial de niños y niñas, contribuyen a mejorar su desarrollo cognitivo y emocional e impulsan el rendimiento escolar, que a su vez facilita la reducción de inequidades en el futuro.

Por otra parte, Salud en Todas las Políticas responde a una estrategia de Estado que reorienta la política pública hacia la planificación coordinada entre los diferentes sectores y niveles de decisión gubernamental; centrada en la equidad, el derecho a la salud y bienestar de la población. Se basa en derechos y obligaciones vinculadas a la salud con foco en las políticas públicas en todos los niveles de gobierno.

En este contexto Aulas del Bien Estar es  un componente de la Política Nacional de Convivencia Escolar del Ministerio de Educación que utiliza un Modelo de Gestión Intersectorial construido en alianza con el Ministerio de Salud (MINSAL), la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (JUNAEB), y el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del consumo de Drogas y Alcohol (SENDA), para asegurar el buen logro de trayectorias educativas en todos los niños, niñas, adolescentes y jóvenes de las Escuelas y Liceos públicos, mediante la construcción de comunidades protectoras e inclusivas, que se ocupen del bienestar y cuidado integral de sus estudiantes, enseñando a cuidar la relación entre ellos, y las relaciones en general que se dan entre todos los integrantes de la comunidad educativa. Este Modelo plantea identificar potencialidades y priorizar las necesidades biopsicosociales de los estudiantes, para luego planificar acciones de respuesta en sintonía con los planes y programas de la Escuela/Liceo, sumando de manera articulada y coordinada a la oferta intersectorial en funcionamiento, y a aquella oferta que se pueda detectar en el territorio cercano. De esta manera se busca ordenar las prácticas asociadas a las intervenciones biopsicosociales dirigidas a estudiantes, poniendo énfasis en el diagnóstico del establecimiento y no en la cantidad de ofertas que realiza el intersectar para intervenir las comunidades educativas. Considerando que las instituciones que conforman la alianza para construir el Modelo representan parte importante de la oferta intersectorial estatal, el funcionamiento de éste se basa en realizar diagnósticos pertinentes que respondan a las áreas de desarrollo integral de los estudiantes y su entorno, utilizando la oferta programática disponible para cubrir las brechas que se identifiquen, con la intención de facilitar la capacidad de respuesta a las necesidades detectadas.

Desarrollo de Enfoques de Promoción y Prevención en el marco del Fortalecimiento de la Educación Pública.

De esta manera, el trabajo en promoción y prevención en los establecimientos educacionales, apunta a la construcción de ambientes más saludables, protectores y seguros. En el caso específico de salud física y mental, se refiere a la detección temprana de estudiantes con signos o síntomas mínimos, pero detectables, que pronostican el inicio de algún tipo de enfermedad, siendo responsabilidad de la Escuela/Liceo la derivación a tratamiento específico y su seguimiento. Adicionalmente, considera acciones dirigidas a cumplir con condiciones sanitarias adecuadas para el desarrollo integral de los niños, niñas y jóvenes (disminución de brechas).

Instituciones de Educación Superior Promotoras de la Salud

Durante el año 2006 en un esfuerzo conjunto, la Universidad de Chile, la Pontificia Universidad Católica, el Consejo Nacional para la Promoción de Salud VIDA CHILE, la Organización Panamericana de la Salud y el Ministerio de Salud, elaboraron una Guía para Universidades Saludables. Ese trabajo fue un aporte fundamental para generar la reflexión en torno al rol clave que las Instituciones de Educación Superior tienen en la construcción de entornos educacionales saludables.

El mes de julio del año 2009, y por invitación del Comité Ejecutivo de la Red de Universidades Saludables (REDUPS), el Ministerio de Salud comenzó a trabajar (en conjunto con el mencionado comité) en un Sistema de Reconocimiento de IESPS.

Es así como se desarrolla en el Programa de Promoción de la salud, la estrategia Instituciones de Educación Superior Promotora de la Salud -IESPS- que encuentra su fundamento en el enfoque de entorno. En esta lógica, la estrategia tiene como propósito incentivar a las instituciones de educación superior a instalar políticas organizacionales y programas dirigidos a la promoción de la salud para la comunidad estudiantil.

Objetivo:

Incentivar y otorgar directrices técnicas para que las instituciones de educación superior sean espacios favorables a la salud y a la calidad de vida.

Para dar cumplimiento al objetivo anteriormente señalado, se ha planteado trabajar en un sistema de reconocimiento de IESPS que contempla evaluación pensada en la comunidad educativa (estudiantes, académicos y funcionarios)